viernes, 25 de abril de 2014

Acerca del cuento “Los asesinos de Ernest Hemingway por Magda Lago Russo

(Montevideo) Magda Lago Russo

Ernest Miller Hemingway (Oak Park, Illinois, 21 de julio de 1899 – Ketchum, Idaho, 2 de julio de 1961) fue un escritor y periodista estadounidense,  uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX. Su estilo sobrio tuvo una gran influencia sobre la ficción del siglo XX, mientras que su vida de aventura y su imagen pública influenciaron en  generaciones posteriores. Hemingway escribió la mayor parte de su obra entre mediados de 1920 y 1950. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura por su obra completa.
Acerca del cuento “Los asesinos”: Se desarrolla principalmente dentro de un restaurante. Dos hombres llegan al lugar, Al y Max, piden algo de comer. Mantienen ciertas discusiones con el mesero George. Los hombres se comportan de forma extraña y comienzan a molestar a un parroquiano que está en la barra, de nombre Nick Adams. Mandan llamar al cocinero, Sam, éste sale, después uno de los hombres entra a la cocina con él y el de la barra,  a los que amarró “como una pareja de amigas” según él. El hombre que permanece fuera (Max) le confiesa estar esperando a un hombre para matarlo para hacerle un favor a otra persona. Dicho individuo llamado Ole Andreson (ex- boxeador)  vive en una pensión y nunca  aparece. Se van sin hacer daño. Luego de que los gánsters se han ido, la historia da un giro hacia Nick Adams y éste se torna en un personaje importante luego de advertirle a Ole que lo van a matar. Regresa al restaurante muy desconsolado al haber constatado el deplorable estado de ánimo de Ole quien no quiere hacer nada para salvarse. Eso afecta anímicamente a Nick, después de haber sido un personaje casi neutro, reacciona en la única forma que puede: se irá del pueblo para no ser testigo de algo tan horrible como es el asesinato de un hombre sin siquiera luchar.
Desde el título,  sin leer el cuento todavía y tampoco al introducirse en él, se propone que  hay al menos dos personajes, que han matado. Asimismo, la muerte final, que debido al contexto de la historia se supone que termina ocurriendo, tampoco está narrada, ni lo están los motivos por los cuales alguien (no se sabe quién) ha mandado a matar a Ole Andreson. Es un relato ágil, que provoca un cierto ritmo al leerlo, dado por los diálogos cortos, la cantidad de los mismos y la falta de descripciones colmadas de adjetivos. En muy breves párrafos Hemingway  da una idea de los protagonistas y del lugar dónde se desarrolla la escena, el resto de la historia es contada a través de las conversaciones, A través de ellas conocemos también a los personajes, los diálogos comunican, cuentan lo que a través de imágenes no se puede. Durante la narración las acciones no abundan, la historia se construye inicialmente, más que de acciones, de diálogos que toman un papel fundamental para el desarrollo de la obra. Es de destacar el  papel del narrador, sobre todo para los detalles  físico de los personajes, sin embargo dice  también  sobre los pensamientos y sentimientos de los mismos. En un principio el narrador omite el nombre de uno de los personajes y por medio de los diálogos aparece el que después seguirá usando. Aunque no hay un enfrentamiento físico hay un combate con la moral y el destino, uno por parte de Nick al ir a buscar a Ole Andreson a pesar de saber que podría involucrarse en algo  peligroso y que le proporcionaría problemas. También cuando Ole aun sabiendo lo  que le iba a pasar libra una “batalla” consigo mismo para decidir si sale o no de la habitación para afrontar su destino. Aunque los asesinos son los malvados de la historia, lo que hace el autor es mostrarlos como la figura del mal, pero no muestra su acción malvada, todos saben que va a pasar, sin embargo, no se describe el hecho en sí.
El “efecto” producido por el autor, en líneas generales es el suspenso  o sea un sentimiento de incertidumbre y de ansiedad, consecuencia de la situación que manejan los personajes de la historia. El cuento mantiene al lector a la expectativa sobre la resolución de una determinada situación y hace que el mismo se lea de una vez.

(c) Magda Lago Russo
Montevideo
Uruguay

Magda Lago Russo es escritora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada